Logo La República

Viernes, 18 de septiembre de 2020



EDITORIAL


Dirigir bien en medio del caos

| Viernes 21 diciembre, 2012



En tanto no se redefina y estabilice el nuevo modelo de sociedad, pareciera indispensable avanzar por medio de la innovación constante


Dirigir bien en medio del caos

Una posible desaceleración de la economía durante 2013 es una preocupación que, desde luego, se mantiene en el sector empresarial pero también en el resto de los costarricenses que sufrirían las consecuencias.
Las variaciones en algunos factores como mayor costo por insumos, incremento en las tasas de interés de los préstamos bancarios, entre otros, han hecho un poco más difíciles las cosas a los empresarios en el país.
Si bien hay aspectos que influyen negativamente como por ejemplo la deficiente infraestructura, y que corresponde al gobierno solucionar, hay otros que, como lo señala una nota de este medio ayer, han marcado diferencia en la forma en que se dan los resultados.
Nos referimos a quienes en el sector privado han logrado sacar provecho a estos tiempos de crisis, logrando posicionar productos innovadores tanto en el exterior como en el mercado local.
En efecto, hasta tanto no se redefina y estabilice la nueva sociedad en la cual los modelos de producción y los estilos de vida probablemente serán algo diferentes, al ser más representativos de la llamada sociedad del conocimiento, pareciera indispensable avanzar por medio de la innovación constante.
Sin embargo, está claro que no toda innovación por sí misma constituye garantía de éxito. Es en este punto en donde pareciera que aún no se ha llegado al gran acuerdo nacional que se necesita para hacer una realidad la trillada frase de cooperación público – privada. Esa en donde a nivel nacional muchos con su conocimiento y experiencias diferentes confluyan para engendrar empresas innovadoras de éxito.
Se sabe que existe abundante talento costarricense con ideas buenas para innovar. Estos se encuentran en sitios tan diversos como las universidades, el agro e incluso en la mente de muchos graduados universitarios de diferentes carreras que se encuentran desocupados.
Pero estos, que suelen ser hervideros de ideas, no tienen la capacidad de diseñar los proyectos, financiarlos y echarlos a andar.
Por otro lado, hay inversionistas que estarían deseosos de poner algo de su dinero en emprendimientos innovadores en Costa Rica que reúnan condiciones para considerarlos viables y con posibilidades de éxito.
Están por su parte quienes, disponen del conocimiento técnico, administrativo, de diseño o mercadeo para aportar lo suyo.
¿Cómo hacer para que actúen juntos en unos planes ganar ganar?
Pareciera que es en ese punto en donde podría, al fin, convertirse en realidad a nivel nacional lo que, salvo excepciones que demuestran su utilidad, no se ha dado aún: la famosa cooperación público – privada.






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.