Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 20 Febrero, 2016

Viene el primer clásico del Verano.
¿Pemberton o Carvajal? Me quedo con Pemberton. ¿Aubrey o Salvatierra? Me quedo con Salvatierra.


¿Machado, Miller y Mora o Acosta, Marín y López? Prefiero a los tres morados. ¿Guzmán y Angulo o Valle y Gabas? Gana Saprissa por dos goles de diferencia. ¿Guevara y Madrigal o Arauz y Segura? Ventaja eriza.
¿Ramírez y Colindres o McDonald y Ortiz? Mejor la artillería del campeón. En síntesis, en este momento, el Saprissa es mejor equipo que Alajuelense y lo ratifica en la clasificación como líder absoluto y con una delantera y una defensa con mejores números que la rojinegra.
El Clásico se juega en el Morera Soto y eso no deja de ser ventaja para el León, aunque los seguidores de la Liga sabemos que en ese escenario el Monstruo ha degustado platos muy sabrosos que incluyen su último título. Ni que decir aquella corona que “nos robaron” con dos hombres menos en la cancha.
Pero por ahí dicen que clásico es clásico, que todo empieza de cero y los que “más saben” de fútbol se atreven a pronosticar que no importan los antecedentes, en este caso favorables al monarca: “cualquiera de los dos puede ganar”.
¡Vaya sabiduría!
Por lo visto y acontecido en los últimos partidos de estos equipos, incluyendo los dos de la final del Invierno, el Saprissa gusta de asociarse en ataque por el flanco derecho con Aubrey, Angulo y Arauz (antes Cristian Bolaños) y aprovechar el fútbol individual de Colindres en el otro sector.
Carlos Watson ataca en bloque por la derecha e individualmente por la izquierda y en este movimiento táctico se le presenta a la Liga enorme problema, porque el punto más flojo del León es su carril izquierdo defensivo. Es un colador. En el Invierno, los desafíos, el dribling y el fútbol vertical de Colindres no los pudo detener Javier Loaiza. Dura tarea entonces para un Salvatierra que apenas recupera ritmo y confianza.
En cintura, el tridente manudo de Gabas, Guevara y Madrigal es el punto más fuerte del “Sheriff” y ellos podrían inclinar la balanza a favor del anfitrión. Sin embargo, Hanzell Arauz en su posición habitual está volando y ni que decir de Angulo.
Y, por si juega Diego Calvo, que no olviden los manudos aquello de que no hay peor cuña que la del mismo palo.