Enviar
Restricción del crédito atrasó arranque de proyectos que podrían satisfacer esa demanda
Oficinas de lujo se agotan
Demanda de espacio por parte de inquilinos, como multinacionales del sector servicios, superará el inventario en próximos 12 meses

Las empresas que buscan oficinas clase A+ o de lujo tendrán dificultades para encontrar espacio si esperan mucho. La proyección es que en unos 12 meses, el inventario se agote ante un mayor crecimiento en la demanda.
El problema es que por efectos de la crisis, los bancos no dieron más financiamiento a estas iniciativas, temiendo que la demanda no se reactivara en el corto plazo.
Por eso ahora se vislumbra una escasez y no hay ningún proyecto en ejecución que alivie ese déficit.
Los edificios A+ son utilizados en su mayoría por corporaciones, que por su perfil de negocio requieren atender al público.
A diferencia de otras clases, la A+ dispone de amplios lobbies, y toda una serie de amenidades y servicios que este perfil de edificio debe darle al inquilino.
Por ejemplo, el lujo tiene predilección al momento de trabajar diseño, porque las empresas instaladas ahí atienden clientes importantes de negocio y dependen del posicionamiento corporativo.
Por tratarse de un segmento tan selectivo, la crisis económica motivó la paralización de los proyectos que en teoría atenderían esta demanda actual hace más de un año.
Actualmente, la oferta se limita a Edificio Meridiano, Eurocenter, El Cedral y Plaza Roble.
Previamente a 2009, la cantidad de metros cuadrados de inventario nuevo crecía a un ritmo superior al 15%, mientras que hoy lo hace al 8%.
Eso explica que la tasa de disponibilidad de metros cuadrados en edificios catalogados como A+ venga en descenso. Con la reactivación, las compañías del sector servicios que requieren áreas amplias aumentaron personal, y por ende, la necesidad de infraestructura.
A la fecha, el mercado dispone en ese sector de poco más de 80 mil metros cuadrados, área que no muestra ningún crecimiento respecto al inventario contabilizado a inicios de 2009.
En cambio, la tasa de disponibilidad varió de casi un 20% registrada en setiembre de 2008, a un 10% en marzo de este año.
Esto limitará las opciones para la instalación de empresas en los segmentos corporativo y servicios, que en un 87% y 13% son los principales clientes de estos oficentros.
“En este momento, no hay ningún proyecto en construcción. La absorción promedio histórica ronda los 15 mil metros cuadrados. Si tenemos un disponible de 10 mil m2, es de suponer que en unos 12 meses el inventario será escaso”, dijo Daniel Alvarez, consultor del segmento corporativo de la firma Colliers International.
En este momento, no hay ningún desarrollo en construcción. Lo único que se prevé son unos 210 mil m2 en proyectos que apenas arrancarían este año.
“En camino está un proyecto que se llama Estrella de Belén, ubicado en la Ribera de Heredia, cerca del Marriott y que arrancaría a finales de año. Vendría también una tercera torre de El Cedral, pero en este caso empezaría a construir hasta colocar el disponible que aún le resta”, afirmó Alvarado.
Por eso, el costo del alquiler para bufetes de abogados de renombre, entidades financieras o multinacionales que buscan lo último en edificios y además requieren lujos para la atención de clientes, podría subir ante la escasez anticipada por los especialistas en bienes raíces.

Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios