Sábado 19 de Mayo, 2012
Biografía


En la actualidad, pocos países sustentan el comunismo, tales como Corea del Norte, Cuba, y en menor grado la República Popular China, porque han iniciado una “apertura”

Socialismo en Francia

A raíz de la elección, como presidente de Francia, del socialista Francois Hollande, y ante la duda de si se instaurará un gobierno comunista, ensayaré una breve explicación.
Cuando los factores generadores de riqueza, a saber: la tierra, el trabajo y el capital (excluyo la capacidad gerencial) son propiedad del Estado y el Gobierno es dueño de toda la tierra, los capitales y único patrón, estamos frente a un sistema común o comunista, también llamado de “planificación central”, totalitarista o marxista leninista.
En la actualidad pocos países sustentan el comunismo tales como Corea del Norte, Cuba, y en menor grado la República Popular China, porque, al igual que otros como Vietnam, han iniciado una “apertura” al autorizar que dentro de su rigidez se desarrollen algunas actividades de naturaleza privada.
En el otro sistema, los factores de producción están en manos privadas y se define como capitalismo, el Estado no se involucra; por ejemplo Estados Unidos, Costa Rica, Chile, Venezuela y España.
Dentro de un Sistema existen modelos según sea la participación del Estado en algunas actividades; en el modelo liberal el Estado mantiene sus manos fuera de toda actividad, salvo aquellas que competen al bien común como aseo, ornato y alumbrado de zonas públicas; seguridad y defensa; acueductos y alcantarillados, infraestructura vial; en algunos casos educación pública, entre otros. Hay países en los que el Estado ejerce funciones de interventor cuando participa en actividades propias de la empresa privada, en algunos casos en forma extrema como Venezuela.
Algunos gobiernos se definen de corte social dado que el Estado desarrolla actividades procurando el bienestar común de la sociedad, bien sea a través de impuestos, regulación e inclusive ejerciendo la actividad. Dada esta naturaleza social se les llama socialistas, tales como algunos gobiernos de Chile, España, Italia, recientemente Francia y otros, con lo que tenemos países con sistema capitalista y modelo socialista. En nuestro país, a partir de la reforma social de los años 1940-1944, modificamos la legislación y creamos instituciones tales como el Seguro Social, la Universidad, Casas Baratas (INVU), Juntas de Abasto (CNP), las que unidas a otras en que ya ejercía como los seguros, alcoholes y educación, lo convirtieron en un país de sistema capitalista con un modelo de bienestar social, que es muy parecido a los Estados socialistas. A esta reforma, que más que eso fue una verdadera revolución, siguió en el poder un gobierno a partir de 1948 que la amplió al nacionalizar actividades como la banca, electricidad, telefonía y otras.
Tenemos así que la palabra “socialista” utilizada aquí, dentro de un sistema capitalista, se refiere a “socialismo democrático”, porque las actividades generadoras de riqueza siguen en manos de particulares.
En sus planteamientos Marx y Engels se refirieron a un socialismo, pero se debe entender que era a un “socialismo político” dentro de un sistema comunista rígidamente estatista que, como sabemos, al final fracasó y obligó a la URSS a la apertura en que vive hoy en día.
Aclarados estos conceptos no debemos considerar como sinónimos las palabras socialismo y comunismo y cuando se utilicen, se debe aclarar si se habla de socialismo democrático o socialismo político.

Alfredo Blanco Odio


Comentarios Comentarios del Blog