Lunes 30 de Mayo, 2011
  
  
  
Nacionales
Falta de personal, de equipos y quirófanos incide en largas listas de espera y mala atención a pacientes
Directores de hospitales reconocen crisis
Centros de salud buscan salir adelante pese a limitaciones

La carencia de personal, de equipos e infraestructura acordes para dar una atención de calidad a los asegurados tiene a los principales hospitales del país en cuidados intensivos.
Los propios directores de los siete centros médicos públicos más importantes no vacilan en reconocer las precarias condiciones en que trabajan por la falta de inversión.
Esta situación afecta a los asegurados, pues se ven condenados a largas filas de espera, en algunos casos de meses, para ser atendidos.
En general todos los centros médicos sufren estos problemas. Incluso el recién estrenado hospital San Vicente de Paúl, de Heredia.
No fue posible conocer las acciones que se impulsan en la Caja Costarricense de Seguro Social para mejorar los hospitales, ya que no contestaron nuestras consultas.
Con un 70% de su equipo médico que ya agotó su vida útil y un déficit de 740 plazas, 200 camas y cuatro quirófanos, los pacientes del hospital Rafael Angel Calderón Guardia son de los más afectados.
Solo para equipos se estima que ese centro médico requiere una inversión de ¢10 mil millones.
El Hospital México se suma a la lista de pacientes graves. “Apenas contamos con 100 equipos y se necesitan cerca de 5 mil para operar adecuadamente”, aseguró Douglas Montero, su director.
Además este centro médico, ubicado en la Uruca, tiene necesidad de ocho salas quirúrgicas y no cuenta con suficientes enfermeros, farmacéuticos, nutricionistas ni personal de aseo, agregó su jerarca.
La falta de personal también golpea al Hospital Nacional de Niños, el cual necesita unos 300 trabajadores más para operar de manera apropiada.
Además, el centro especializado en menores reporta una carencia de 14 salas de operación y sus 326 camas no dan abasto.
En el caso del San Juan de Dios el mal estado de sus quirófanos incluso llevó a su clausura.
La lista de pedidos en el hospital San Rafael de Alajuela abarca desde equipos de exploración digestiva, hasta un médico patólogo, técnicos en anatomía, personal para el traslado de pacientes, detalló Francisco Pérez, director de este centro.
Los alajuelenses requieren además un quirófano para cirugías en gineco-obstetricia y personal para rayos X, farmacia y laboratorio.
Ni el recién estrenado hospital San Vicente de Paúl se salva.
“La falta de personal es la más crítica, ya que nos hace faltan desde anestesiólogos hasta enfermeros”, comentó Jorge Fonseca, su director.
Además, en Heredia tres de diez quirófanos no están funcionando.
Pero el mal no está solo en el centro del país. El hospital Enrique Baltodano Briceño, de Liberia, reporta un faltante de enfermeros, farmacéuticos, personal de laboratorio, rayos X, nutrición y limpieza.
Adicionalmente el centro de salud liberiano cuenta con nueve quirófanos no equipados debido a su reducido personal y solamente 167 camas se encuentran disponibles a pesar de que cuenta con espacio suficiente para 310.

Andrea González
agonzalez@larepublica.net
Bookmark and Share